¿Cuál es el peligro del vínculo interrumpido con la madre?


“Muchos empresarios fracasan porque reproducen con su empresa la misma relación de rechazo que mantienen con su madre.”
 Bert Hellinger


El movimiento interrumpido, es aquel que se produce por la interrupción de la vinculación amorosa con nuestra madre, puede ser por experiencias. objetivas o subjetivas. El niño se forma la creencia de que la madre no lo puede sostener y no se siente seguro entregando su amor a ella, ni a nadie. Por lo tanto, se repliega sobre sí mismo y se cierra, proyectando en el mundo su herida y su resentimiento.

Un movimiento interrumpido hacia la madre es un obstáculo para el éxito en nuestro trabajo, profesión o empresa. Porque las exigencias y el resentimiento que tenemos con nuestra madre lo tenemos por nuestra profesión, con nuestros clientes, proveedores o jefes. proyectamos esa herida primaria. Pretendemos que éstos nos den (reconocimiento, que nos valoren, que nos prefieran, etc.), al no sabernos sostenidos por nuestra madre queremos que otros lo hagan en su lugar. 

No damos los pasos necesarios para ir por los sueños, sino que esperamos a que estos vengan a nosotros. Creemos que los demás que se acercan nos robaran o se aprovecharán de nosotros. Y cuando las personas nos dan generosamente, nos llenamos de resentimiento porque queremos más y las exigencias se incrementan. Es decir, nunca estamos satisfechos.

Cuando se ha roto el vínculo con nuestra madre de manera traumática, estamos incapacitados para dar y nuestro anhelo más profundo es recibir, por lo tanto la desconfianza es nuestra fiel compañera. Internamente nos decimos: “Si mi madre no fue capaz de sostenerme o de quererme, los demás mucho menos”.

Aquel que desconfía de su madre, también desconfía de la vida y del amor. Cree que no merece felicidad y se convierte en una persona peligrosa porque donde va crea problemas, por las corazas que se han formado. Está cerrado al amor, a la prosperidad y a la vida. 

Puede que en un momento determinado cierren su empresa o bien renuncien al trabajo o un proyecto, por un arrebato de rabia, en apariencia afectados por la situación ocurrida, pero no es más que una rabieta infantil ante nuestra madre internalizada.

“Todo éxito tiene el rostro de la madre”
Bert Hellinger

Para lograr nuestras metas y objetivos, debemos abrirnos por completo a la vida, honrando a nuestros padres con humildad. De esta manera reunimos fuerza para ver nuestro éxito y nuestra prosperidad. Nos volvemos confiables y seguros de nosotros mismos.

Si quieres profundizar en el tema puedes adquirir el Libro "Pido Permiso a mis padres" o bien puedes realizar nuestra Formación Online de Constelaciones Familiares.

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org

También te puede gustar

2 comentarios

  1. Gracias Luz, por tanta sabiduria, cuando pueda comprare tu libro y hare un curso contigo. Mi proceso que comento antes ,no fue facil, aun asi es posible sanar, recnocer padre y madre me ha llevado cinco años de trabajo personal, ahora respiro paz interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Maria José nuestros padres siempre representan un gran reto para nosotros, pero también nos dan la vida y eso es lo más grande que tenemos. Efectivamente cuando te has reconciliado internamente con ellos tu vida se transforma totalmente. También lo sé por experiencia personal. Un fuerte abrazo y gracias por comentar!!

      Eliminar

Subscribe