¿Cómo lograr una salud integral?


Si bien es cierto que actualmente se presta mucha atención a una sanación más holística, es curioso como muchas veces tenemos que pasar por distintos profesionales y cada uno te mira desde su punto de vista sin tener una visión integral de nuestros síntomas. ¿Te ha sucedido que lo que te recomienda un profesional médico te perjudica en otra área? ¿Luego de visitar a varios profesionales para sanar terminas más enfermo que antes de ir?


La curación de las enfermedades no puede estar dirigida sólo a la eliminación de síntomas, tiene que dirigirse al ser humano como un grupo de sistemas complejos interconectados (Sistema articular, circulatorio, endocrino, esquelético, inmunitario, linfático, muscular y nervioso) y todos ellos se ven afectados por nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, creencias y experiencias. ¿Cómo mantener nuestra salud? ¿Qué debo tomar en cuenta para sanar holísticamente?  

¿Cómo abordar la sanación desde un punto de vista integral? 

Se deben de tener en cuenta al menos los siguientes aspectos básicos:
La prevención: No hay mejor solución que aquella que se logra antes de que el conflicto se manifieste. 
  • Vivir una vida plena y con sentido, donde cada día nos levantemos con ganas de manifestar nuestros dones al servicio de otros, no hay nada más sanador que levantarte todos los días con entusiasmo. 
  • Alimentarse lo más natural posible: sin prestar atención a las dietas de moda, sino escuchando a nuestro cuerpo. Alimentándose de manera concienzuda con alimentos que nos brinden energía por largos períodos de tiempo. 
  • Moverse, la vida es movimiento y nuestros sistemas internos están constantemente en actividad, por lo tanto nuestro cuerpo no está hecho para ser unas “setas” y quedarnos todo el día viendo la TV, articulando sólo nuestros dedos para pasar los canales. Necesitamos realizar ejercicio moderado, esto acompasa a todos nuestros sistemas corporales. Y al final tendremos mucho más energía y vitalidad.
  • Liberarse de culpas, miedos y estrés innecesarios. Cuando mantenemos los niveles de cortisol altos durante largo períodos de tiempo nos volvemos hipersensibles y el organismo pierde la capacidad de autorregularse, porque estamos en constante estado de alerta. El resentimiento, la tristeza y la culpa son  venenos que se van diluyendo en tu sangre, llegando a todos tus órganos.

La escucha del mensaje, si no has prevenido seguramente tendrás algún síntoma o enfermedad. Percíbelos como un regalo, como una maravillosa oportunidad de sanar y aprender de ti mismo. Pregúntale ¿Qué quiere de ti? ¿Qué es lo que están tratándote de comunicar?

Transformación a través de la acción, una vez escuchado el mensaje revisa los cambios de estilo de vida, de actitud, que debes introducir en tu vida. Puede implicar soltar cargas (resentimientos, culpas, exceso de responsabilidad) o cambiar tus hábitos de vida, retomar tus sueños olvidados, cerrar duelos, etc. La acción es Verbo y es lo que le da sentido a la “oración de la vida”. Así que manos a la obra.

La autosanación, es la única sanación auténtica y nadie puede hacerlo por ti. Tienes el poder de sentirte, recuperando tu movimiento de vida. Confía en tu maestro interno, desarrolla tu intuición, recupera ese inmenso poder que se esconde dentro de ti. Una misma enfermedad puede tener diferentes causas en cada persona, eres el único que puede vivir en ti. Sé valiente y asume la responsabilidad de tu propia vida, sin considerarte víctima de las circunstancias. Tu momento es ahora, deja de demorarlo.

*Si quieres profundizar en este tema puedes realizar nuestra Formación en  Configuraciones Corporales o bien nuestra Formación Online en Coach Sistémico.

Escrito por Luz Rodríguez

También te puede gustar

0 comentarios

Subscribe