¿Vives desconectado de la vida?


"Tengo todo, pero a la vez  no tengo nada", "Vivo para trabajar", "Vivo para ver a mis hijos felices", "Todos los días me tengo que obligar a ir al trabajo", "No me queda tiempo para mi" ¿Te has sentido identificado con alguna de estas frases?. Reflejan nuestro mal contemporáneo, "La desconexión de la vida". En algún momento, perdimos el sentido de nuestra vida y esto que decimos que es la vida, se ha vuelto simplemente  en "Sobrevivir".
 

Según mi experiencia en consultas, he observado que nuestro mayor  problema es vivir desconectados de la vida. Cuando entrevisto en la primera consulta a mis clientes, normalmente les pregunto ¿Cuál es tu gran sueño? ¿Cuál sientes que es tu propósito? Y tristemente el 83% de los entrevistados responde: No sé. Otro 14% contesta cosas como: “Ver feliz a mis hijos”, “Tener una pareja”, “Tener dinero” y sólo el 3% tiene un sueño concreto que está relacionado con sus dones al servicio de un bien mayor. ¿Son cifras desalentadoras, cierto? ¿Cómo pretendemos tener una buena salud o unas buenas relaciones si cada día nos obligamos a levantarnos para iniciar una larga rutina de trabajo o de actividades sin sentido alguno? Dejemos ya de vivir como "Zombis".

Nos desconectamos de la vida, cuando se ha vivido algún trauma de vinculación con alguno de los padres, todo lo que tiene que ver con la vida tiene que ver con nuestros padres. La vida viene de ellos, por lo tanto cuando estoy lleno de resentimientos por ellos. No soy capaz de TOMAR totalmente, esa vida que me han regalado. Por el contrario reniego de ella.  Por eso es tan importante que tengas una vinculación sana con ellos. 

Otro de los factores influyentes, es lo ocurrido en el período de gestación y nacimiento, en donde se está formando el campo emocional del bebé y su percepción del mundo.

¿Cuáles son las causas de desconexión con la vida? 

  • Pérdida de gemelo en el período de gestación o sangrado de la madre durante el mismo, intento de aborto
  • Depresión de la madre durante el período de gestación
  • Muerte o ausencia de uno de los padres en la primera infancia
  • Tragedias dentro de familia en el período de gestación (muertes, ruinas, etc.)
  • Parto complicado o largo en donde puede estar en peligro la madre y el niño

¿Qué puedes hacer para conectarte de nuevo a la vida?

  • Sanar el trauma de nacimiento o de gestación
  • Definir los valores y parámetros que dirigen tu vida
  • Reconocer tus dones y colocarlos al servicio de la vida
  • Hacer una ceremonia de cierre en caso de padres muertos muy pronto o por hermano fallecido
  • Darle un propósito a tu vida, siguiendo tus sueños o alguna meta que te apasione. Algo que te haga sentir orgullosa de ello
  • Honrar a tus padres, como lo perfectos para ti

La idea es volver a recobrar las ganas de vivir, pero no por los demás sino por ti. Por descubrir el mundo, por aventurarte a lo nuevo. Por dejar tu huella en este mundo, con el logro y la satisfacción de haber multiplicado tus dones y tus talentos.  Todos estamos conectados y en la medida que eres más feliz o estás más satisfechos los demás también lo estarán.

Esto es un extracto de mi libro "Claves para Vivir Plenamente"

Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestra Formación Online Coach Sistémico 

Escrito por Luz Rodríguez

También te puede gustar

1 comentarios

Subscribe