¿Sufres de acoso o maltrato psicológico?


Puedes sufrir acoso psicológico sin ser consciente de ello, puede que veas normal que  tu pareja te ignore cuando hablas, o qué no te inviten a ciertas reuniones de trabajo o familiares, que los demás hagan comentarios maliciosos de ti o que se te ridiculicen por tu aspecto físico. Pues lamento informarte, ¡Eso no es lo NORMAL!


Amelia es profesora de secundaria en el  área de matemática, que está muy preocupada porque está teniendo graves problemas de afonía. Cuando  llega  a su casa se incrementa su estrés porque la encuentra la casa muy desordenada, su marido perdió el empleo y pasa el día en casa viendo el ordenador a ver si consigue un trabajo, es ella la que mantiene la economía familiar. Tienen dos hijas adolescentes, que le exigen a su madre dinero para salir y divertirse con sus amigos, son pésimas estudiantes y no ayudan en las tareas domésticas. Amelia tiene que llegar a casa a lavar la ropa de todos, limpiar, planchar y cocinar la comida para la cena y para el almuerzo del día siguiente. Cuando habla con su marido o con sus hijas, pidiéndoles que le ayuden, no le prestan atención o dicen frases como, “Ya empezó otra vez”, “Viene amargada del trabajo”, “Ya empezó la pesada de nuevo”  etc. Siempre la dejan con la palabra en la boca. 

El acoso psicológico implica insistir o “machacar” a alguien en una acción, como podemos ver en el caso anterior, Amelia está sufriendo de “maltrato” porque aunque insiste en colocar reglas básicas de convivencia a su familia no hay manera de que estos se den cuenta de los esfuerzos para mantener todo en orden. Pero además sufre de acoso psicológico porque sus hijas le gritan una y otra vez diciéndole que está loca y su marido simplemente la ignora. Es normal que se sienta desesperada y tenga problemas de salud.

¿Cuáles son las causas sistémicas de verse expuesto al acoso psicológico?

  • Maltrato infantil. Cuando una persona ha sido maltratada física o psicológicamente de niño, tiende a creer que esa es la manera natural de expresar el amor. Porque los padres suelen decir “Te pego o te maltrato porque te amo, porque me importas”
  • Falta de Autoestima. Cuando no te amas a ti mismo y tienes una mala auto imagen, crees no merecer ser amado por lo que eres y por lo tanto tienes que sacrificarte por los demás para que te puedan amar. Buscas aprobación de los demás y por eso te sacrificas a ti mismo.
  • Pérdida del contacto contigo mismo. Al estar desconectado de ti mismo, pierdes la perspectiva de los límites saludables entre tu y tu entorno.
  • Actitud de víctima. Cuando crees que mereces ser maltratado, asumes la postura corporal, la voz y las conductas adecuadas para que los demás te maltraten.
  • Entregar el poder personal a los demás. Ya sea porque eso te hace sentir amado o bien porque estás implicado sistémicamente con alguien del sistema familiar que fue víctima o perpetrador. Cuando necesitas de los demás para valorarte, buscas desesperadamente su aprobación
  • Sentimientos de culpa. Cuando te sientes culpable por algo que sientes que hiciste mal, sueles auto castigarte sacrificándote más de lo necesario. Puede que también quieras expiar la culpa de alguien por lealtad dentro del sistema familiar.


¿Cómo salir del acoso psicológico?

  • Fortalece tu autoestima. Amate tal y como eres, reconociendo tus defectos y tus virtudes. Valora lo que eres y lo que haces, si no lo valoras tú nadie más lo hará.
  • Coloca límites saludables. Permite que otros te ayuden y colaboren contigo y si no lo desean, no cargues con más de lo que puedas alcanzar. Permite que cada quien se responsabilice de lo suyo. No permitas que nadie te insulte o te denigre de manera reiterativa.
  • Libérate de la culpa. Sobre todo si has tenido un aborto o sientes que hiciste algo mal en tu vida. Si puedes enmendarlo hazlo y si no déjalo partir. Deja el pasado atrás y disfruta de tu presente. 
  • Replantea tu visión del amor sanando tus heridas infantiles. Si fuiste maltratado de niño admite que lo que te enseñaron del amor a través del castigo es un amor insano. Sana la relación con tus padres y construye una nueva percepción del amor.

Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestra Formación Online Coaching Sistémico o bien puedes realizar nuestro Curso Online Coaching para la Autoestima y Gestión de Emociones

Si te ha gustado comparte y deja tu comentario.

Escrito por Luz Rodríguez

También te puede gustar

0 comentarios

Subscribe