¿Estás atrapada en una relación tóxica?


Pregunta: 

“Estoy atorada en una relación en la que amo pero no soy correspondida, me quiere sólo como amiga. Esto me quita energía, pero no he podido salir de esto desde hace 8 años, he tenido intimidad pero nunca me ha tomado como pareja, quiero salir de esta situación”.


Respuesta: 

En este caso nos encontramos ante una relación tóxica, en donde ninguno de los dos se quiere comprometer. Porque aunque ella dice a nivel consciente que quiere ser su pareja, se ha mantenido 8 años en la misma situación, con la esperanza de que en algún momento las circunstancias cambiaran. Lo que indica que todo ese tiempo se ha engañado a sí misma. En estos casos es recomendable hacerse varias preguntas: ¿Qué ha pasado con tu padre? ¿Ha estado presente en tu vida? ¿Tu padre estaba comprometido con otra cuando naciste? 

A través de nuestras relaciones de pareja buscamos sanar aquello que no hemos sanado con nuestros padres, y al tratarse de una mujer la que consulta es bueno saber qué ha pasado con su padre. 

¿Qué puedes hacer?

  • Reconocer que no te has querido comprometer, eso ayuda a que dejes de culpar al otro y empieces a asumir tu cuota de responsabilidad. Admite que no te has querido comprometer con la persona más importante de tu vida, tu misma. Es tu responsabilidad velar por tu bienestar y felicidad.
  • Dejar de verte como víctima de las circunstancias, porque es la victimización lo que te está quitando energía. Asume tu poder y toma acciones ante esa situación, si te vas a quedar en la relación asume que  estás con alguien que no desea estar contigo como pareja, y si te das cuenta que mereces alguien que esté dispuesto a amarte como mujer, entonces tienes que salir de esa relación aunque duela.
  • Agradece a esa persona lo vivido, la mejor manera de finalizar una relación es asumiendo nuestra cuota de responsabilidad y agradeciendo al otro lo vivido, sólo de esta manera se puede deshacer el nudo conflictivo que existe entre ambos.
  • Reflexiona sobre lo que representa una pareja en tu vida, ¿Qué es lo que buscas en ella? ¿Cuáles son tus miedos?
  • Apasiónate por la vida y lo que ella implica, cuando disfrutas lo que eres y quién eres te das cuenta de que no necesitas a una pareja para sentirte bien, de esta manera desatas todos los lazos de dependencia y apego.
  • Revisa tu árbol genealógico y analiza qué tipo de relaciones predominan en el sistema y si observas que estás repitiendo patrones, realiza ceremonias de cierre. 
  • Respétate y ámate tal como eres,  sólo así lograrás construir relaciones saludables.


Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestro Curso Online Coaching de Parejas.

Escrito por Luz Rodríguez

También te puede gustar

0 comentarios

Subscribe