5 Barreras que se encuentran los terapeutas en los casos de pareja


Una de las causas más habituales para ir a psicoterapia, hacer una constelación o ir con un terapeuta son los problemas de pareja. En el fondo todos deseamos sentirnos amados y estar con “nuestra pareja ideal”, por ello son uno de los aspectos que más afectan nuestra vida adulta. Pero, los terapeutas saben aplicar sus técnicas al área personal y se les dificulta atender los problemas de pareja ¿por qué pasa esto? ¿Puede un terapeuta que lleva una mala relación de pareja acompañar a otros a mejorar las suyas?


¿Cuáles son los principales obstáculos que se encuentra un terapeuta en las consultas de pareja?

Viene un sólo miembro de la pareja a consulta, esto hace que toda la información que recibas del consultante esté empañada de la percepción de uno de los miembros de la pareja. Y éste se suele presentar como “víctima” de las circunstancias. 
¿Qué se puede hacer?
Acompañar al consultante a salir del “victimismo”, que se haga consciente de que puede asumir su poder y que la culpa no tiene que estar en el otro, sino en su reacción ante la situación.

Parcialización por uno de los miembros de la pareja, cuando lo que presenta el consultante te recuerda “tus viejas heridas” o incluso aquello que estás viviendo en estos momentos en tu relación, esto hace que sientas “empatía” e identificación con el cliente y en estos casos puedes tener deseos de protegerlo, lo que puede llevarle a perpetuarse en su papel de víctima.
¿Qué puedes hacer?
Sanar tus propias heridas y remitir el cliente a otra persona. Eso es lo más honesto y lo mejor que puedes hacer por el cliente. Porque es muy probable que termines colocando “tus peces en la pecera del cliente”.

Creer que se tiene que aconsejar al cliente o solucionar su problema, el responsabilizarte por resolver la situación del cliente es una mala percepción del servicio que le puedes brindar. 
¿Qué se puede hacer?
El trabajo de cualquier terapeuta tiene que ser abrir un campo de posibilidades del consultante, hacer que vea con perspectiva la circunstancia para que descubra por “él mismo” la solución. Tú sólo estás para acompañar cada paso que dé, durante un tiempo determinado. El consultante no es tu hijo. Por otro lado, aconsejar lo hacemos con nuestros amigos y no se debe hacer con los clientes que nos consultan, porque fácilmente la responsabilidad de lo que hacen cae en nuestras espaldas.

Sentirse “Impostor” al querer ayudar al consultante cuando se está en conflicto en la propia relación de pareja, todos en un momento determinado hemos tenido problemas de pareja. Pero eso no debe hacerte sentir incoherente o no preparado para acompañar a otras personas. 
¿Qué puedes hacer?
Si te has preparado y tienes técnicas para abordar de manera efectiva a otros, lo que puedes necesitar es recibir tus propias sesiones para resolver tus asuntos de pareja. Eso te brindará seguridad y estarás suficientemente “vacío de carga emocional” para estar totalmente presente en cada caso que te llegue.

Que uno de los miembros de la pareja  asiste “obligado” a consulta. En estos casos el miembro de la pareja que se “sintió” obligado suele boicotear las sesiones o incluso verte como “su enemigo” y el otro quiere tenerte como “aliado”. Quedas entre dos bandos en pie de guerra. 
¿Qué puedes hacer?
Ayudarles a darse cuenta que ambos miembros de la pareja están “jugando” uno a dirigir y el otro a dejarse dirigir. ¿Qué pasaría si intercambian los papeles? ¿A dónde se dirigiría la pareja? ¿Cómo pueden comunicarse mejor como adultos?

“La única respuesta es una mayor consciencia”
Peter Brook

Lo primero que tenemos que reconocer es que ningún terapeuta puede resolver todos los problemas de pareja. Pero si acompañamos a los consultante a tomar conciencia, sanar sus propias heridas y mejorar su comunicación, se sentirán mucho más preparados para ir dando pasos en la transformación de sus relaciones de pareja.


Si quieres hacer una especialización online sistémica intensiva en Parejas, ya están abiertas las inscripciones para nuestra Especialización en Coaching de Parejas, allí no sólo abordarás tu caso personal sino que aprenderás técnicas para acompañar casos de pareja.


También te puede gustar

2 comentarios

  1. Hola Luz!!!...coaching sobre empresas? siempre me llamo la atencion de empresas que se estancan, teniendo todo para creser pero algo los estanca.agradecere tu respuesta. por favor a este correo [email protected]

    ResponderEliminar
  2. Hola Luz!!!...coaching sobre empresas? siempre me llamo la atencion de empresas que se estancan, teniendo todo para creser pero algo los estanca.agradecere tu respuesta. por favor a este correo [email protected]

    ResponderEliminar

Subscribe