¿Eres una "Mamá Super héroe" como pareja?


En la relación de pareja "Ausente y Super héroe" toda la responsabilidad parece que la lleva uno de los miembros de la pareja. El otro parece el eterno joven o niñ@ con Síndrome de "Puer Aeternus" o "Peter Pan". Artista, deportista, hippie, o freelance que va tirando de los ahorros de los pocos trabajos que ha tenido a lo largo de su vida. También se da el caso de que se niega a tener hijos. En un principio puede que su pareja le apoye, pero a la larga se termina cansando de llevar tanta responsabilidad a cuesta. Pasa a ser otro niño más que cuidar, es decir que uno de los dos pasa a ser una mamá o papá "Super héroe" y la otra persona está ausente emocionalmente.


El que lleva la carga cree que todo lo puede y que la situación solo será por un período, pero al ver el transcurrir del tiempo, se queja cada día más, aunque no lo expresa abiertamente a su pareja, pero sí a los hijos, amistades, familiares, etc. Es una relación que, cuando se termina, el que hasta el momento ha sido el "joven" despierta y tiene éxito o trabaja en algo que le da dinero por un período de tiempo, pero a la larga termina en la misma dinámica una y otra vez. Y el que ha llevado el peso de la relación empieza a desconfiar del sexo contrario. Este tipo de relación es diferente a la de “Padre/Hijo”, porque en lugar de hacerle todo al otro, más bien se le apoya como una especie de hermano. Pero, sin respetarle, no quiere protegerlo, sino que empieza a tratarlo cada día peor, hasta hacerle la vida imposible. Suele suceder que aquel que hace de “Super héroe” tiene a alguien “especial” a quien confiarle su sufrimiento, con el cual más adelante se termine enrollando.

Causas sistémicas y mandatos familiares

  • Muerte prematura de la madre: La muerte de uno de los padres implica un gran trauma, sobre todo si se ha perdido en la infancia o la adolescencia, pero es mucho más profundo cuando se pierde a la madre. La persona pierde mucha energía vital porque muchas veces no son capaces de elaborar sus duelos. Es importante resaltar que no necesariamente tiene que ser la muerte real de la madre, sino que también puede ser una muerte interna de la misma, es decir, que ocurrió algún acontecimiento que hizo que rechazara a la madre o que murió la imagen idealizada que tenía sobre ella.
  • Duelo no resuelto por un hermano muerto: Cuando se muere prematuramente un hermano o un mellizo es un duelo muy duro de llevar, sobre todo para tener éxito o seguir nuestros proyectos porque al permanecer el duelo abierto, se despierta mucho sentimiento de culpabilidad, y por eso nos vemos en la necesidad de fracasar en nuestros proyectos y en nuestra vida en general. Eso dificulta la relación de pareja porque la persona se queda en los recuerdos de lo que dijeron o no al hermano fallecido.
  • Creencias en la familia de que los hijos son una carga: Los sueños frustrados del sistema por una paternidad imprevista, los problemas económicos y los conflictos de herencia por haber tenido hijos se traspasan a las generaciones posteriores con la sensación de que los hijos son un peligro para la realización de los sueños.
  • Muerte o enfermedad de un familiar: luchando por el logro de un objetivo o meta: Puede que lo hayan asesinado para robarle o en un accidente laboral. Esto implanta en la memoria familiar un miedo al logro de los sueños.

¿Cómo sanar este tipo de relación?

  • Que ambos asuman su responsabilidad dentro de la relación: Uno de ellos no debe cargar solo con todas las obligaciones de la relación, porque esto coloca al otro miembro de la relación en una posición de inferioridad. Solo con el compromiso sincero de ambos se puede construir una relación de pareja saludable.
  • Dejar de culpar al otro de nuestras insatisfacciones: En una relación de adultos, cada quién debe asumir la responsabilidad de realizar sus propios sueños y no cargar sobre la espalda del otro el bienestar de la familia, porque eso descompensa la relación.
  • Que cada quién persevere en sus propios sueños, sin esperar que sea el otro el que cumpla los suyos para luego empezar a cumplir los nuestros. Se pueden apoyar de diferente manera, pero no es responsabilidad del otro encargarse de lo cotidiano mientras el otro logra sus sueños.  Pueden trabajar en un proyecto común donde cada quién haga lo suyo.
  • Si no se tiene "inspiración" en un momento dado seguir trabajando para que esta te encuentre haciendo algo, porque si recurres a algún tipo de adicción por ansiedad, serás mucho menos creativo.
Si quieres profundizar en el tema de las relaciones de pareja puedes realizar nuestro Curso Online Coaching de Parejas.

Extracto del Libro de Luz Rodríguez "Me doy el permiso para vivir en Pareja"


También te puede gustar

0 comentarios

Subscribe